Fonoaudiología

Superación: Camila, de la sordera a disfrutar todo el día de su violín

By 20 septiembre, 2018 No Comments

Camila Zingariello tiene 9 años, vive en Luján y está en tercer grado de la escuela Paula Albarracín. Vive con sus padres Alejandro (28) y Vanesa (27), y con su hermano menor, Luciano (6 meses). Hace menos de un mes comenzó a tomar clases de violín. «Me lo regalaron para mi cumple (7 de agosto), recién estoy aprendiendo a tocar. Pero me gusta mucho, igual que leer», resume con timidez.

Sus padres ni siquiera imaginaban este panorama hace 7 años, cuando notaron que algo no estaba del todo bien y antes de confirmar lo que temían: su pequeña padecía sordera profunda de nacimiento.

Con 2 años, Cami no respondía a los distintos llamados ni reaccionaba ante los sonidos.  «Le hicieron un estudio apenas nació y no salió bien. Pero cuando lo repitieron no se evidenció nada extraño. Sin embargo, a los 2 años nos dimos cuenta de que no había reacción. Repetimos todos los estudios y todos salieron mal», destacaron los padres.

Lejos de bajar los brazos, Ale y Vane se movieron como nunca lo habían hecho, sin saber de fines de semana y sin distinguir entre mañana, tarde, noche o madrugada. «Fuimos por nuestra cuenta hasta un especialista y él nos derivó. Luego de pasar por distintos estudios, se confirmó que Cami había nacido con hipoacusia bilateral profunda (sordera en los dos oídos)», agregaron.

«El caso de Camila fue extraño, porque no había tenido ninguna complicación su madre durante el embarazo y no era genético. Pero tiene que ver con que de10.000 chicos que nacen, 30 son hipoacúsicos», destacó el otorrinolaringólogo Fernando Salomón, quien acompañó desde el primer momento a la familia. Y quien le colocó los implantes cocleares.

Pese a los rodeos burocráticos por los que la llevó la obra social durante un buen tiempo, Camila recibió su primer implante antes de cumplir 3 años, y el segundo antes de los 4.

 

ver nota completa Diario Los Andes

Leave a Reply